ARTÍCULOS

La temporada social en Londres

Este entrada es una reproducción integra de la publicada en Entre letras y romances.

 

La inmensa mayoría de las novelas georgianas, de regencia o victorianas transcurren en medio de la “London season”, pero cuando una intenta delimitar qué meses abarcaba o cuáles eran los eventos que marcaban el inicio o el fin de la temporada, se encuentra con serias dificultades, pues las fuentes apuntan a distintas fechas según la época de la que hablemos.  Debido a estas contradicciones, nos hemos decidido a intentar esclarecer el tema.

Drawing room at St James' from Microcosm of London vol 3

¿Qué es la temporada?

La temporada fue el nombre que se le dio al conjunto de eventos sociales (competiciones deportivas, bailes, teatro, ópera, exposiciones…) que se desarrollaban durante los meses en que se celebraban las sesiones de parlamento británico. La mayoría de los miembros de la aristocracia poseían inmensas mansiones en el campo y allí era donde tenían su residencia oficial, pero los pares del reino tenían la obligación de acudir a estas sesiones de la cámara y, en esos meses, se mudaban a Londres (casas propias o de alquiler) con sus familias por lo que la ciudad se convertía en un hervidero de gente de clase alta que necesitaba entretenimiento.

La “season” era además el caldo de cultivo perfecto para el mercado matrimonial. Las jóvenes casaderas de la élite eran presentadas en sociedad a los dieciocho años; era entonces cuando tenían su primera temporada —una vez que cumplían con la ceremonia de presentación en la corte— e iniciaban su vagar por soirées, paseos por Hyde Park, bailes y competiciones deportivas con el fin de encontrar un esposo. Para los hombres era exactamente igual, solo que su edad de inicio era muy posterior y las normas por las que habían de regirse mucho más laxas. Por ejemplo, una joven se podía considerar una solterona si llegaba a su cuarta temporada sin encontrar marido (quizá también se debía a que una temporada salía carísima para los padres de la joven en cuestión) mientras que un varón podía contraer matrimonio cuando le diera la gana pues su única exigencia, si tenía un título nobiliario, era la de concebir un heredero.

¿En qué meses se desarrollaba la temporada social?

Aquí es donde hay que diferenciar según el periodo (Georgiano, Regencia, Victoriano) y al parecer la cuestión radica en las comunicaciones con la ciudad.

A comienzos de siglo, en el periodo Georgiano, en el que las comunicaciones con la capital eran muy malas, las familias de la clase alta viajaban a la ciudad en octubre/noviembre, porque cuando el invierno entraba de lleno los caminos resultaban intransitables. Por tanto, las sesiones en el Parlamento —y la temporada— empezaban en octubre y terminaba en mayo/junio, con el receso del verano.

Si nos situamos en el periodo de Regencia, los escritos de la época, explican que la fecha del inicio de sesiones variaba frecuentemente. Un artículo de Penny Magacine señalaba que:

“Durante el siglo actual [siglo XIX], el comienzo de la” temporada “londinense ha sido aplazado gradualmente. Desde 1806, la apertura de la sesión del Parlamento ha estado cambiando de noviembre a enero. Desde 1822 casi se ha establecido una regla (a menos que, por supuesto, cuando sea interrumpido por algo extraordinario) que no debe abrirse hasta el mes de febrero. La sesión se prolonga hasta julio o principios de agosto. Así, la “temporada” londinense ha sido lanzada en los meses de primavera y verano “.

Esto es lo que mejor concuerda con toda la documentación de la que disponemos acerca de esa época y con lo que refleja tradicionalmente la novela romántica ambientada en el Londres decimonónico.

Con la creciente mejora de las comunicaciones y los transportes, la apertura del parlamento pudo irse posponiendo hasta el mes de enero/febrero, y el término de las sesiones se fue posponiendo hasta finales de julio o principios de agosto, momento en que empezaba la temporada de caza del uruguallo rojo (El duodécimo glorioso – 12 de Agosto) en las respectivas fincas de campo de la élite británica (también conocida como la ton o beau monde)

De hecho, la referencia más fidedigna que he encontrado (del periodo de Regencia) se halla en el libro “Quince días en Londres – Corto viaje de un francés a Inglaterra a fines de 1815”, donde su autor (traducido al castellano) dice literalmente:

“—Esta es también otra costumbre del país. Las gentes que van al campo, no suelen salir de la capital antes de primeros de septiembre, y no vuelven hasta finales de enero. En esta temporada no queda un alma en Londres. Un hombre de figura se avergonzaría si le vieran por las calles, y aquellos que no tienen casa de campo propia, ni amigos a cuyas quintas puedan ir, se ocultan con mucho ciudadano para que no se llegue a sospechar que se han quedado en la ciudad”.

Y añade:

“—… Pero sabed que esta costumbre no fue adoptada sin alguna causa. Primeramente, los ingleses son apasionadísimos a la caza, y no pueden dedicarse a ella hasta septiembre, que es cuando empieza la estación a propósito para este ejercicio. Luego después, las sesiones del parlamento se prolongan a veces hasta el agosto, la gente de importancia no puede ausentarse de Londres antes que se cierren, y aquí como en otras partes es la que da el tono a las demás. El fin llega el 18 de Enero, días de la Reina, es preciso presentarse aquel día en la corte, y esta circunstancia determina la época de regreso a Londres”.

Drawingroom-ceremony-of-presentations-31-Mar-1860

Pero, sin duda, los meses que concentraban la mayor actividad, la “season” más radiante, se producía entre Pascua (marzo/abril) y el receso del verano, que hemos dicho que se situaba entre finales de julio y principios de agosto.

Esto provoca, que en ocasiones, se hable de una “little season” en el periodo de Regencia, que habría tenido lugar en los meses de otoño (septiembre/noviembre), pues en estas fechas ya había gente (aquellos que no tenían fincas de campo) que se trasladaban a la ciudad y organizaban algunos eventos sociales para entretenerse en esos meses previos a la Navidad. La costumbre podría haberse iniciado a finales de la década de 1820 y tomó mucho auge en el periodo victoriano.

Por otro lado, la casa editorial Debrett’s, fundada en 1769 y especializada en la nobleza, sugiere en una publicación de la época que el momento de la temporada estaba determinado por cuando la familia real estaba en residencia en Londres, de octubre a diciembre y de abril a julio (la Navidad se celebraba con grandes fiestas en las fincas de campo). Esto se correspondía ampliamente con las sesiones parlamentarias normales, aunque con una brecha durante el invierno, y podría ayudar a explicar por qué el período después de Pascua se convirtió en el apogeo de la temporada de Londres durante la Regencia.

ballroom2

Como podéis ver, la cuestión no tiene una fecha concreta, pero según en qué época desarrollemos nuestra novela, podemos concluir lo siguiente:

De 1790 a 1815 (Georgiana y comienzos de Regencia): La temporada se desarrollaba entre octubre/noviembre y mayo/junio.

De 1815 a 1837 (Regencia y comienzos de Victoriana): La temporada se iniciaba en enero/febrero y terminaba con el inicio de la temporada de caza en julio/agosto

De 1837 en adelante (Victoriana y Edwardiana): La temporada oficial se desarrollaba entre marzo/abril y julio/agosto, aunque se habla también de la existencia de una pre-temporada —o “little season“— de octubre a diciembre.

*Nota: Si conocéis algún documento de la época que pueda aportar luz sobre este asunto os agradeceremos que nos lo contéis. Entre tanto, esperamos que os haya gustado.

Mariam, Eva, Catherine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s