ARTÍCULOS·MARIAM

Préstame tu portada

Uno de mis pasatiempos favoritos es dar una vuelta por Pinterest y buscar portadas de libros. Tengo un tablero donde voy pineando todos los que he leído y otro con todos los que componen la Selección BdB, editorial con la que he publicado mi primera novela.

La elección de una portada es algo fundamental para cualquier autor y, de hecho, junto a la sinopsis, es el mayor estímulo que ofrecemos a los lectores para que tomen la decisión de leer nuestra novela.

Lo ideal sería que se tratase de una composición original, creada, ex profeso, para nuestra historia; pero seamos realistas, esto ocurre en pocas ocasiones y es muy poco probable en el género de romántica histórica, concretamente, donde casi todos los autores buscamos la representación de una mujer/hombre/pareja que nos evoque la época en la que hemos ambientado la novela.

Es en este punto, donde los creadores de imágenes y las editoriales/autores hemos llegado a converger en el uso de los bancos de imágenes.

Sobre ellos, hay que tener en cuenta que nos ofrecen imágenes fotográficas, ilustraciones y vectores cuyos derechos pueden estar libres de propiedad o cuya propiedad podemos “comprar” para un uso o licencia determinado. Pero esta compra no nos otorga los derechos en exclusiva sobre la imagen, ni a nosotros como particulares, ni tampoco a las editoriales.

De modo, que es bastante fácil, aunque poco probable, que te encuentres dos portadas casi idénticas de autores distintos. Y eso es lo que me ha pasado con la portada de La noble ladrona que he publicado con Selección BdB.

 

 

Como podéis ver, mi Megan es también la Edyna de Jane Hormuth en Seducir a Lady Palmerstone; aunque los diseños de portada son diferentes, la protagonista de la imagen (la modelo) es la misma.

A mí, lejos de molestarme, me hace bastante gracia. Además, me parece incluso útil. Quizá nunca hubiera llegado a leer Seducir a Lady Palmerstone si mi compañera de editorial, Maria Ferrer, no se hubiera dado cuenta de esta coincidencia de portadas, y, sin embargo, ahora ya está en mi Kindle.

No solo no me molestó, como decía, sino que es un fenómeno que yo ya había experimentado con otras portadas cuyos derechos compré yo misma para publicarlas en Wattpad. Los que me seguís desde el principio, sabéis que, antes de salir en librerías digitales, La noble ladrona estuvo publicada en esta plataforma durante casi un año. La portada que yo diseñé resulta que es exactamente la misma que ha elegido Olivia Manderlen para su obra El secreto de la mansión Campbell.

 

 

En La ofrenda, novela que publico actualmente en Wattpad, también me he encontrado con una portada idéntica; la de Caroline March para su libro No todo fue un sueño, que publica la editorial Vergara.

 

 

A esto hay que sumarle, que los bancos de imágenes, por norma general, ofrecen una gama bastante amplia de imágenes pertenecientes a la misma modelo y caracterización. Así, en el caso de la imagen de La noble ladrona, me he encontrado, incluso en mi misma editorial, portadas donde aparece la misma modelo pero en distintas poses o planos.

 

 

Lo mismo me ocurrió con la portada de La pequeña Malone. En este caso que os voy a plantear quizá no resulte tan evidente, pero yo, que me miré todas y cada una de las opciones posibles de esta serie de imágenes, os puedo asegurar que se trata de la misma modelo.

 

 

En este caso, he de decir que la coincidencia fue un feliz descubrimiento, porque me permitió conocer a Beatriz Manrique,  a quien ahora sigo en sus redes sociales y que me parece una autora muy interesante, aunque aún no he tenido la oportunidad de leerla. Huelga decir que ya la he añadido a mi Reading challenge 2017.

Esto, que puede parecer una faena tremenda, yo lo veo como una oportunidad más de fijar la imagen de tu portada en la mente de los lectores. Somos curiosos por naturaleza y creo que la mayoría adoramos estas casualidades. Ya sea por comodidad del sector editorial, por la escasez de recursos icónicos o por el bajo nivel adquisitivo de la mayoría de autores independientes, parece que la tendencia es encontrarnos con estas benditas coincidencias.

Y yo… tan contenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s