Selección B de Books

Os voy a contar una historia (soy escritora ¿qué esperabais?). Tengo una forma un poco particular de leer y fue así desde el principio. Cuando terminé la colección entera de libros de Johanna Lindsey, busqué a otra autora y también me leí todo lo que tenía publicado, y después llegó otra autora, y otra. Y así es como funciono. Cada vez que terminaba una bibliografía, me sentía huérfana y desorientada, hasta que descubrí un lugar maravilloso: El rincón de la novela romántica

En este portal encontré todo lo que necesitaba saber sobre el género, me inspiré para mis nuevas lecturas, contacté con muchas personas maravillosas y conocí a mi profe del alma, Erika Gael. No es de extrañar que cuando me decidí a enviar mi manuscrito a una editorial, fuera a la que nacía bajo el seno de esta plataforma. Selección RNR, ahora Selección BdB, me abrió los brazos, me acogió y me dio una familia literaria. Y desde aquí, solo he conocido a gente maravillosa, autores y editores que forman una piña, que se apoyan, que se ayudan y que se miman los unos a los otros. Por eso, este rinconcito de mi blog es para ellos. Para hablaros de sus proyectos, sus éxitos y su fuerza.

Las portadas

Aquí solo voy a colgar algunas de las que más me gustan (wordpress gratuito no lo permite todo), pero podeis verlas al completo en este tablón de Pinterest.

 

Reseñas

Hablar de reseñas es ir muy lejos. Nada más allá de mi intención. No he hecho una reseña en mi vida y no me veo capaz de hacerlas. Para ello hay gente mucho más dotada. Pero si que os dejaré por aquí mi “escueta” opinión de lo que voy leyendo de mis compis de Selección.

51z-+1fdczL

Trazos secretos – Diaz de Tuesta

En mi opinión, estamos ante una obra maestra, que me ha conmovido hasta lo más profundo. La historia, la ambientación y los personajes me han cautivado en más aspectos de los que pueda explicar. Me he sentido atrapada en sus pasiones y en sus odios, y desde luego he sufrido como una campeona con todo lo que le ha ocurrido a Ana. Tengo que confesar que me ha costado entender la crueldad de Richard, a veces, pero también considero muy valiente ser capaz de retratar estas emociones y actitudes que son tan humanas, tan viscerales, tan reales.
Me ha encantado la profundidad con la que la autora describe los escenarios, los hechos históricos que acontecen, con la que se dota a cada uno de los personajes.
Estoy encantada con ella, me ha dejado un sabor de boca que va a tardar en desaparecer.

 

 Kate Bentley - Marisa Sicilia  Kate Bentley es una novela que te engancha desde el primer capítulo. El humor y la tensión que fluye entre los dos protagonistas constituyen la primera parte de una historia que después se torna más intensa, con más enjundia. Kate y Kenneth tendrán que tomar decisiones difíciles, y, como siempre ocurre en las grandes historias de amor, aquello que no se dicen pondrá en peligro un romance que huye de los convencionalismos y plantea cuestiones muy profundas a nivel moral e histórico sobre las obligaciones que teníamos los hombres y mujeres hace un par de siglos. Kate es una mujer honesta, valiente, con unos principios morales muy arraigados, que mantendrá con una coherencia poco frecuente en protagonistas femeninas de novela romántica. Kenneth es un pobre diablo, a quién a veces cuesta apoyar, pero que, a pesar de sus mil fallos, tendrá la virtud de reconocer el amor y no rendirse hasta ganar. Los secundarios no son menos brillantes, y no puedo mostrar más que admiración por la pluma de Marisa Sicilia. ¿Otra virtud de este libro? Se lee en un plis plas y el nivel de drama es tolerable incluso para empáticas exacerbadas. ¡Sobresaliente!

 Kate Bentley – Marisa Sicilia

 Kate Bentley es una novela que te engancha desde el primer capítulo. El humor y la tensión que fluye entre los dos protagonistas constituyen la primera parte de una historia que después se torna más intensa, con más enjundia. Kate y Kenneth tendrán que tomar decisiones difíciles, y, como siempre ocurre en las grandes historias de amor, aquello que no se dicen pondrá en peligro un romance que huye de los convencionalismos y plantea cuestiones muy profundas a nivel moral e histórico sobre las obligaciones que teníamos los hombres y mujeres hace un par de siglos. Kate es una mujer honesta, valiente, con unos principios morales muy arraigados, que mantendrá con una coherencia poco frecuente en protagonistas femeninas de novela romántica. Kenneth es un pobre diablo, a quién a veces cuesta apoyar, pero que, a pesar de sus mil fallos, tendrá la virtud de reconocer el amor y no rendirse hasta ganar. Los secundarios no son menos brillantes, y no puedo mostrar más que admiración por la pluma de Marisa Sicilia. ¿Otra virtud de este libro? Se lee en un plis plas y el nivel de drama es tolerable incluso para empáticas exacerbadas. ¡Sobresaliente!

 

Detrás de la máscara – Adriana Rubens

Es perfecta. Desde hoy, pienso leer todo lo que escriba Adriana Rubens.
Detrás de la máscara me ha parecido una de esas historias divertidas, entrañables y adictivas. No he podido parar de leerla hasta el final. Nos cuenta una historia sorprendente y original, que conmueve. El trasfondo histórico es apabullante y duro, y a pesar de ello, Adriana nos lo relata con una chispa y unos diálogos que resultan muy dinámicos y amenos. Sus personajes me han enamorado tanto que estoy deseando conocer las historias de todos esos Richmond tan atractivos y bribones que espero que la autora tenga a bien contarnos muy muy prontito.

 

De Inglaterra a Virginia – Alexandra Martín Fynn

Esta es una de esas historias que recuerdan a los grandes clásicos, con una protagonista femenina a quien no le harían falta ni escenarios ni personajes secundarios; pero es que, además, tanto los ambientes como los secundarios son maravillosos. Su autora te transporta a los lugares y al interior de las personas de una forma que te deja huella. La aventura de Anne, una joven valerosa que abandona una vida cómoda y mediocre para enfrentarse a un nuevo mundo, el americano, era una historia digna de ser contada. Me ha llenado de admiración su arrojo, su férrea voluntad y su capacidad para amar, no solo a Harrison (Dios mío, que hombre más… todo), sino a todas las personas que viven con ella, ya sean esclavos o vecinos.
En definitiva, este es un amor que merece ser leído, de esos que crece y se desborda por encima de sus propios protagonistas. Esta primera entrega de la saga Macleod promete convertirse en una de mis favoritas, junto a las de Quinn, Kleypas y Lindsey. Ahí te pongo, Alexandra Martin Fynn, en ese nivel, que es dónde te mereces estar.

Anuncios